Saltar al contenido
Coaching y Yoga | Natalia Duque – Coach Ontológico Certificado

Coaching Ontológico

Coaching Ontológico, ¿Qué es y de dónde viene?

Los cambios del mundo actual con sus aportes científicos, psicológicos y filosóficos han contribuido al nacimiento de una disciplina que busca la interpretación humana del ser, y esto es el coaching ontológico. Es un acompañamiento a las personas, de una manera integral, en el que haciendo la interpretación de sus relaciones, interacciones y comportamiento se persiguen las metas y objetivos de los individuos, empresas y sociedades.

Coach es un verbo en inglés que significa entrenar, y la ontología es la rama de filosofía
que estudia al ser, por lo tanto el coaching ontológico es una forma de entrenamiento de el ser.

Desde hace más de dos décadas esta disciplina ha estado disponible para el crecimiento profesional y personal.

¿En Qué Consiste el Coaching Ontológico?

El coaching cada vez es más conocido, esta disciplina tiene muchas vertientes, tanto a nivel profesional como personal. De igual forma, las metodologías suelen variar, desde que se dio a conocer la teoría de Gallwey en sus libros de “El juego interior”, muchas profesionales se han sumergido en estas ideas, además de ello, aportado nuevas corrientes como es el caso del Coaching Ontológico.

¿Cuál es el rol del Coach Ontológico?

Un coach ontológico es un profesional altamente capacitado que a través de la observación, la interpretación y la comunicación, es capaz de intervenir en la vida del asesorado para ayudarlo y motivar a transitar por los cambios que sus relaciones personales y profesionales puedan estar necesitando para alcanzar el éxito.

El coach es un apoyo y un impulso para superar las preocupaciones y salir del estancamiento. Es un líder que potencia los sueños y aptitudes del asesorado y ayuda a comprender la existencia. Puede trabajar con un solo individuo o con un grupo de personas, mediante un proceso de retroalimentación en el que impacta la vida de los asesorados hacia la acción.

El coach establece una relación formal con sus asesorados y busca que estos hagan todas aquellas cosas que no se han atrevido y que se han convertido en un obstáculo en el camino, por lo que su estrategia fundamental es la comunicación.

Un coach es un entrenador de la vida, que no se cree el dueño de la verdad sino que hace un diagnóstico profundo del asesorado, para hacer recomendaciones efectivas basadas en la exploración y en las conversaciones. Le ofrece estrategias y herramientas certeras para el crecimiento.

¿Qué es un Coach Ontológico?

La ontología es una palabra que no es muy fácil para nosotros reconocer, pero tiene que ver con el estudio del ser. Los coachs ontológicos son como entrenadores, ayudamos a las personas a ampliar el observador del mundo para hacerse cargo de esas cosas que quieren en la vida y ahí es donde miramos qué es lo que está pasando con su ser, dónde están esos quiebres y esas cosas que les están creando límites en la vida, que están limitando todas sus posibilidades.

Nosotros vemos a través de los ojos del observador que está haciendo la persona que estamos acompañando para poder ser unos observadores ajenos a su mundo y poder generar nuevas posibilidades entre los dos, vamos generando como una danza y una conversación en la que se va nutriendo ese observador del mundo que es la persona que acompañamos para que encuentre cuáles son las acciones que ahora con este nuevo observador puede llevar hacia el mundo y lograr los resultados que quieren en la vida.

¿Qué hace un Coach Ontológico?

Miramos tres dominios en ese observador, lo miramos a través del lenguaje, el cuerpo y la emoción. Nunca dejamos ninguno por fuera porque nosotros vemos que el observador que somos del mundo tiene que ver mucho con poder traer esa coherencia entre cuerpo, lenguaje y emoción a la vida como uno solo, vamos jugando entre estos tres dominios para ser oferta y abrir todas las posibilidades que necesitamos, y lograr las cosas que realmente queremos en la vida. Eso somos los coachs ontológicos, acompañamos a los otros a ampliar su observador para tener un aprendizaje que les permita realmente lograr sus objetivos.

Origen del Coaching Ontológico

El coaching, o la primera noción de esta, surge en la antigüedad con Sócrates y su Mayéutica. Sin embargo, no fue hasta mediados del siglo pasado, cuando Thomas Leonard le da estructura y metodología a este término. Lo que inspira al coaching ontológico es la necesidad de entender la existencia misma, como esta afecta en el ser y sus acciones.

La condición humana y su conducta ha dado pie a una gran cantidad de estudios sobre estos, llevando consigo el desarrollo de disciplinas encargadas, más allá de su análisis, el ayudar a las personas a un autodescubrimiento y crecimiento, como es el caso del coaching ontológico.

Pero no fue hasta el planteamiento de Rafael Echeverría y Julio Olalla, principales exponentes chilenos, quienes establecieron la importancia de la conversación para poder detectar las debilidades de las personas y poder indagar en ellos, con el fin de conseguir la superación y crecimiento.

La etimología misma del coaching ontológico, tiene relación directa con la conciencia del ser, su conocimiento y aceptación. La metodología establecida para este tipo de asesoramiento o acompañamiento no tiene directrices establecidas, debido que se trata en la esencia de cada quien, cómo sus debilidades pueden ser superadas y tener como resultado una mejor versión de sí.

Se debe tener en cuenta que no se ha establecido como un modelo de liderazgo. El coaching ontológico es un método con un paradigma totalmente diferente que en ningún caso presiona u ordena ninguna acción al sujeto.

¿Cómo se Hace el Coaching Ontológico?

Tomando en cuenta que las personas se constituyen en las conversaciones que mantenemos con otros y con nosotros mismos, las cuales pueden abrirnos o cerrarnos posibilidades, el coaching ontológico parte de sesiones de preguntas y respuestas entre el coach y el coachee, obtenido así, el profesional, un estudio de las fortalezas y debilidades de su cliente.

Es importante tener en cuenta que el coaching ontológico puede aplicarse tanto en el área personal, como el profesional y deportivo. A nivel empresarial se trabaja con el personal y los ejecutivos, estudiando toda la institución que ellos representan y sus formas de ser, para así poder establecer qué quieren hacer y hacia dónde desean llegar.

El coaching ontológico en las empresas promueve el liderazgo, en el cual todos los miembros son protagonistas de las acciones, por consiguiente, del desarrollo y resultados exitosos; este tipo de método ayuda a crear el compromiso, además, mediante la conversación que se pueda tener con todo, se logra detectar los hábitos que genera una acción negativa para el desarrollo.

La finalidad de esta metodología dentro del ámbito empresarial, es la guía hacia las metas que promoverán crecimiento, pero, además, la satisfacción de los miembros que conforman la compañía, debido que, sin motivación, el rendimiento y las capacidades como colectivo decaen.

Este proceso de detección de debilidades y fortalezas se logra a través de las sesiones que tiene el coach con el personal y los ejecutivos. A través de las sesiones se detectan los obstáculos que puedan surgir y se trazan las metas a la cuales se desea llegar.

Tras el conocimiento del entorno donde se desarrolla y los miembros en cuestión, comienza el proceso de motivación, tanto para la superación de los obstáculos como para seguir el trayecto que los llevará hacia los objetivos establecidos.

Los ejercicios y herramientas que aporta el coach para el conocimiento de las capacidades y el “ser” de cada uno, permitirá que los participantes de este acompañamiento puedan tener la posibilidad de enfrentar las situaciones que los están limitando para así, llegar a las metas y a la satisfacción misma. Además, mediante este proceso, el entorno laboral y la convivencia también tomarán un mejor desarrollo, ya que en las sesiones se establecen lazos de empatía y apoyo entre el grupo de trabajo.

¿Postulados del Coaching Ontológico?

De acuerdo a lo estipulado por Rafael Echeverría, creador de la ontología de la lengua y uno de los padres fundadores del coaching ontológico, existen tres postulados o premisas básicas en esta disciplina y estos son:

  • Primera premisa: Se interpreta que los seres humanos son seres lingüísticos.
  • Segunda premisa: Se interpreta el lenguaje como generativo.
  • Tercera premisa: Se interpreta que los seres humanos se crean a sí mismos a través del lenguaje.

Estos postulados de la ontología del lenguaje sustentan la metodología del coaching. Nos hablan del poder del lenguaje, si bien es cierto que el coaching trabaja con las emociones, es el lenguaje el que permite expresar y exteriorizar la emocionalidad y las expresiones del cuerpo.

El lenguaje permite describir la realidad pero es una herramienta poderosa para generar una nueva realidad, una nueva cultura con nuevos paradigmas. Para esta disciplina el lenguaje permite crear el mundo conocido y el desconocido.

El ser humano está en un proceso de conversión y cambios continuos, debido a ello no se puede afirmar que algo es como es y que no se puede de alguna manera cambiar la realidad, eso es lo que explica el tercer postulado del coaching ontológico.

En resumen, el proceso de coaching no es más que un camino de autoconocimiento consciente, donde a través de la observación y la aplicación de las herramientas que se aplican en la lingüística, se provoca el cambio en las distintas áreas de la vida. Es una experiencia sin desperdicio que vale la pena ser vivida.

Esta disciplina está dirigida a todas aquellas personas que tengan dificultades de comunicación, ausencia de motivación, confusión y obstáculos en la definición de las metas y objetivos.

El coaching ontológico es ideal para todos aquellos que desean obtener un conocimiento profundo de su ser y de las potencialidades adquiridas, heredadas y generar así un cambio importante en su forma de vida.

¿En qué me ha ayudado el Coaching Ontológico?

Todos somos observadores diferentes del mundo, reconocer el observador que estamos siendo nos permite crear ese que queremos ser y generar mayores posibilidades en la vida. Voy a partir por una frase que he recibido de mis maestros

“La vida no es como la vemos, la vida es como estamos siendo”

La ontología es el estudio del ser. Y los coaches ontológicos ayudamos a las personas a reconocer quienes están siendo y quienes quieren ser para lograr una vida en coherencia con su verdadera naturaleza. Los seres humanos podemos elegir para dejar de ser víctimas de la vida y pasar a aprender de la vida e integrarnos.

Desde que conocí lo que es la ontología pude crear libertad, me di cuenta que puedo vivir desde mi ser y no desde el ser alguien más. Como ya saben mi gran aprendizaje en la vida ha sido lidiar con mi ansiedad y gran parte del trabajo para llevar una vida más tranquila, tuvo que ver y sigue siendo el dejar de perderme tratando de ser alguien más.

Por eso sigo en mi proceso y pongo mi experiencia al servicio de tu ser.

El Coaching Ontológico me a ayudado a …

  • Observar el mundo desde quién quiero ser
  • Ser coherente (cuerpo, lenguaje, emoción)
  • Declararme 100% aprendiz
  • Permitirme brillar
  • Vivir en gratitud
  • Reconocer mi naturaleza
  • Reconectar con mi niña interior
  • Reirme
  • Encontrar magia en las cosas más sutiles
  • Volver a sorprenderme
  • Enamorame de la vida
  • Enamorame del ser humano
  • Escuchar y entender mis juicios y los de otros
  • Diferencias juicios de afirmaciones
  • Entender que los hechos no son iguales a las historias que me cuento
  • Ser compasiva, iniciando por mi
  • Volver a respirar largo y profundo
  • Hacer pausas
  • Bailar, bailar, bailar
  • Crear
  • Estar presente
  • Desafiar los miedos que me cierran posibilidades en la vida
  • No desafiar los miedos que me cuidan, atesorarlos
  • Cuidarme
  • Decir NO
  • Poner límites
  • Estar al servicio del ser
  • Crear mi realidad a través del lenguaje adecuado
  • Reconocer mis emociones, reconocer tus emociones
  • Darle la bienvenida a la liviandad
  • Liberar el control
  • Tener la libertad de decir no se!
  • Identificar mis dones, hablar de ellos, ponerlos al servicio
  • Pedir, ofrecer, conversar
  • Ser oferta
  • Y la lista sigue…

¿Qué busca el Coaching Ontológico?

Como método de coaching que es, busca el crecimiento de las personas o grupo de personas, como la superación de obstáculos, los cuales le impiden poder llegar a un meta en específica. El coaching ontológico usa como base la interpretación del humano en el “ser” de estos, más allá que en el “qué hacer” que ellos puedan tener.

Puede ser visto como una herramienta que les permite a los coachee reflexionar y conocer su propia interpretación de la vida misma, de ellos y su esencia, con la intención de identificar las capacidades y posibilidades para trazar cualquier objetivo.

Una de las grandes cualidades del ser humano es su capacidad de cambio, siendo consciente de ello. Mediante el coaching ontológico se puede obtener la evolución persona y/o profesional, considerando el abrirse a nuevas perspectivas sobre cada quien y su entorno.

El coach no se encargará nunca de dar la solución en los problemas que se puedan presentar, este está a cargo de prestar herramientas o recursos para que cada coachee pueda tomar la decisión de quien desea ser y a dónde quiere llegar, no solo para obtener un objetivo específico, sino para poder tener la satisfacción y conseguir felicidad personal o profesional.

Durante este proceso cada persona tiene que brindarle valor a sí mismo, sus acciones y los actos que lo definen, debido que al tener consciencia de lo que se hace o la forma de actuar, puede haber una nueva perspectiva del ser, encontrar un cambio en la acción para lograr el alcance que se desea.
El llegar a una meta es un proceso de obstáculos a superar, los cuales también pueden ser identificado, esto permite que el coachee se prepararse para enfrentar las situaciones que se puedan presentar en el camino a obtener la satisfacción buscada.

¿Para qué sirve el Coaching Ontológico?

La utilidad del coaching ontológico, es bastante grande y variada para quienes se atreven a vivir esta experiencia. A través de esta disciplina las personas se encaminan hacia la ruta de la felicidad aunque parezca una ilusión o una idea trillada.

El coaching genera aprendizajes trascendentales que le permiten a la persona mejorar sus relaciones interpersonales y liderar los procesos de su vida para poder liderar a otros con el ejemplo. Un asesorado que vive este proceso, pasa de la persona que es a la persona que desea ser y aprende a identificar aquellos aspectos que puede cambiar, y aceptar lo que no.

Sirve para encontrar la motivación es los distintos ámbitos de la vida tanto personal como profesional y conseguir los resultados esperados. El coaching ontológico mejora la productividad por ende impacta positivamente en el trabajo y en las relaciones laborales.

Con el coaching la meta es liberarse del sufrimiento y superar las creencias limitantes y crear una conexión entre las personas para el crecimiento individual y colectivo.

¿Cómo funciona esta Clase de Coaching?

El coaching no funciona como una terapia, porque el coach no es terapeuta ni psicólogo. En el coaching se trabaja con metas y objetivos claros, en los que el asesorado está comprometido al 100 por ciento y el coach se dedica a acompañarlo en el proceso de construcción del futuro, superando las limitaciones del pasado.

El coaching se enfoca en todo lo que se puede mejorar y crear nuevo, no es una terapia sobre lo que está mal o los acontecimientos pasados. Es un proceso bidireccional en el que el coach como líder motivador, ayuda a potenciar la productividad del asesorado y sus relaciones con el entorno.

El coaching ontológico trabaja sobre los tres dominios esenciales que constituyen el ser que son: el lenguaje, el cuerpo y las emociones, entendiendo que se interrelacionan y que definen la integridad del ser humano.

La estrategia de esta disciplina es promover en el asesorado la confianza en sus talentos y anhelos, centrándose en la realidad y en las posibilidades. Con el coaching ontológico se potencia el trabajo en equipo y la comunicación, sirve para mejorar la interacción con la familia, amigos y compañeros de trabajo.

Conoce otros Tipos de Coaching

Coaching en Pareja

Coaching Educativo

Coaching Personal

Coaching Familiar

Coaching de Vida

Abrir Chat
¡Hola! Soy Natalia Duque Coach Ontológico Certificado, ¿Cuéntame por favor en qué te puedo ayudar?